Alerta No. 056-2019

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- El camarógrafo Gerson Maldonado, del canal televisivo Azteca Honduras, fue impactado por una bomba lacrimógena lanzada por fuerzas policiales que reprimieron la llegada de una movilización de la Plataforma por la defensa de la Salud y la Educación, la mañana del lunes 27 de mayo.

Maldonado fue herido en la parte izquierda de su cabeza, mientras filmaba la llegada de la movilización de los trabajadores y trabajadoras de la salud y del gremio magisterial, que inició en la sede del Colegio Médico de Honduras (CMH), con rumbo a donde actualmente funciona la sede del Poder Ejecutivo, en Tegucigalpa.

C-Libre consultó al equipo de prensa de Azteca Honduras sobre la salud de Maldonado. La fuente aseguró que recibió atención en un centro hospitalario de la capital y cuenta con reposo. El golpe y los efectos del químico le produjeron mareos y vómito.

El Comité por la Libre Expresión documentó durante las 72 horas de represión, entre el 29 de abril al 01 de mayo, más de diez agresiones directas contra periodistas, comunicadores y trabajadores de medios de comunicación social que cubrían las manifestaciones, así como decenas de agresiones indirectas.

La Relatoría Especial sobre Libertad de Expresión, de la Comisión Interamericana de derechos Humanos (RELE-CIDH), en su informe Violencia contra periodistas y trabajadores de medios de comunicación, estipula que los Estados tienen la obligación de adoptar medidas para prevenir la violencia en contra de quienes realizan esta labor. Esto recobra importancia -cita el informe- en países donde existe un riesgo de que se produzcan estos hechos.

Por otra parte, el mismo informe añade que los Estados “adopten mecanismos de prevención para evitar la violencia contra quienes trabajan en medios de comunicación, incluida la capacitación en especial de las fuerzas policiacas y de seguridad”.


0
0
0
s2smodern