Alerta No. 108-2019 

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- La periodista Claudia Sosa, de Canal 6, fue agredida la noche del pasado  viernes por fuerzas policiales, quienes lanzaron bombas lacrimógenas mientras daba cobertura a la represión de una manifestación en Tegucigalpa.

Durante la transmisión para el noticiero televisivo, se observa como un policía lanza una bomba lacrimógena contra la periodista y  su compañero camarógrafo. "Acaban de tirar una bomba contra nosotros", reaccionó Sosa, en el momento de la agresión a inmediaciones de la colonia Alameda.

Mientras la cobertura "en directo" continuó, la periodista cuestionó a los elementos armados ¿Por qué nos lanzan bombas a los medios? Sin parar la narración de los hechos, un miembro del escuadrón Toma Integral Gubernamental de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES) se separa del pelotón, y de forma amenazante se regresa contra el camarógrafo.

"Este canal de televisión ya tiene las denuncias correspondientes pero al final, no sirve para nada ya que, en la calle, en el ejercicio de su trabajo, el policía o el militar, así se comporta", expresó Karina Interiano, jefa de información de Canal 6, con sede en la ciudad de San Pedro Sula.

Lo anterior, hace referencia a la denuncia presentada ante el Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH), ya que fuerzas policiales agreden al equipo de periodistas de las zonas centro, norte y sur del país, mientras dan cobertura a manifestaciones.

En la denuncia presentada por el presidente de la empresa CBC (a la cual pertenece canal 6), Rafael Nodarse, denuncia la agresión precisamente contra las periodistas de ese canal, Claudia Sosa, Lily Valladares y Paola Cobos.

El pasado 18 de octubre, la periodista Lily Valladares, resultó afectada por la represión policial a una movilización de sectores de oposición y el Partido Libertad y refundación (LIBRE), en el Boulevard Juan Pablo Segundo, en las cercanías de la antigua Casa Presidencial, en Tegucigalpa.

En su informe sobre Honduras, la Comisión Interamericana de derechos Humanos (CIDH), conoció sobre el “riesgo elevado” que enfrentan las y los periodistas que investigan y dan cobertura a temas sobre corrupción, crimen organizado protestas sociales y reivindicaciones de territorios.

 

“La CIDH ha reiterado que los Estados tiene la obligación positiva de prevenir estos hechos, proteger a los periodistas que corren riesgo por su labor, iniciar investigaciones efectivas cuando se concretan ataques, sancionar a los responsables y ofrecer reparaciones a las víctimas”, expuso la Comisión en el informe sobre Honduras.


0
0
0
s2smodern