Alerta 082-2019

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- El periodista Wenceslao Canales, ha recibido mensajes intimidatorios, tras denunciar la situación del hospital “San Isidro” de Tocoa, departamento de Colón, donde han convertido un espacio fuera del edifico en un depósito de chatarra y de aguas negras.

La situación se agravó cuando el pasado 12 de julio, en su página de Facebook: El tocoeñohn oficial, publicara un reportaje en el que se observa la cantidad de desechos hospitalarios, material de oficina, camillas en mal estado y otros materiales, en el exterior del centro de atención médica.

  • Para ver video, click AQUÍ

En su publicación, el periodista hace un llamado a los y las habitantes de colonias cercanas al centro hospitalario “para que hagan un planteamiento” que conlleve a resolver la problemática.

Hizo un recorrido por el predio donde encontró además de los desechos sólidos, aguas negras y cuatro cloacas semi-abiertas. “Esta es la realidad del hospital San Isidro, lo estoy mostrando como alcaldías, como Ministerio de Salud, esto debe ser urgentemente atendido”.

Canales, entrevistado por C-Libre, dijo estar denunciando desde hace dos años la situación del hospital, ubicado en la costa norte de Honduras.

En el buzón de mensajes de El tocoeñohn Oficial, ese mismo 12 de julio, recibió cinco comentarios de texto rechazando el contenido de su reportaje, donde denuncia el foco de contaminación en el hospital San Isidro.

Uno de los mensajes que recibió Canales, en su página informativa es el siguiente: “Antes de mandar esas noticias tiene la dignidad de venir investigar vos mismo no te dejes llevar de chismes amigo a tus ordenes siempre”.

“Existe cierto temor, quizás no pueda afectarlo a uno directamente el denunciado, pero sí quienes están alrededor de la administración del hospital. Mi esposa tiene temor, alguien puede hacernos algo (de forma no frontal), pero otra gente si puede hacerlo”, declaró Wenceslao Canales.

El comunicador no descartó hacer las denuncias ante las autoridades correspondientes.

Cabe señalar que el periodista es el coordinador de la Red de Alertas y Protección a Periodistas y Comunicadores Sociales (RAPCOS), en el departamento de Colón, que impulsa C-Libre; y conduce el programa informativo “Cuarto Poder”, en el canal 29 de la localidad.

Canales junto a otros colegas del municipio de Tocoa, han sido víctimas de censura por parte de la corporación municipal que dirige Adán Funes.

“La censura previa, interferencia o presión directa o indirecta sobre cualquier expresión, opinión o información difundida a través de cualquier medio de comunicación oral, escrito, artístico, visual o electrónico, debe estar prohibida por la ley”, así lo establece la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión, en su inciso cinco.


0
0
0
s2smodern