Alerta 070-2018

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Una movilización del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), fue atacada a balazos por desconocidos a bordo de un vehículo particular color rojo, este miércoles en las cercanías del boulevard Suyapa, en Tegucigalpa.

Las y los estudiantes, realizaban una caminata por el Boulevard Suyapa, luego que esta mañana se retiraran de la mesa de dialogo convocada por las autoridades universitarias, encabezadas por el rector Francisco Herrera y la dirigencia del transporte, estos últimos no asistieron a dicha convocatoria.

Un video tomado por el equipo de prensa del canal UNE TV, captó el momento que mientras la movilización se acercaba a inmediaciones del puente desnivel, frente al Palacio de los Deportes (conocido como polideportivo), un vehículo turismo, marca FORD color Rojo se escuchan tres detonaciones de arma de fuego.

El sector estudiantil universitario, desde la semana anterior, viene exigiendo rebajas a la tarifa del transporte urbano para sectores en especifico y que desde las autoridades universitarias se exija beneficios para el estudiantado.

Esta acción violenta contra las y los estudiantes surge luego que el periodista Renato Álvarez hiciera un llamado desde el espacio “Frente a Frente” de Corporación Televicentro a las autoridades de inteligencia del Estado para identificar estudiantes y preparar acciones contra ellas y ellos:

“…debería de haber identificado a todos estos estudiantes o cualquier institución del Estado ya debería de estar preparando una acción para contrarrestar a estos anárquicos porque esto es lo que son”, aseguró el periodista de Canal 5 el pasado 02 de agosto, mientras ocurría una toma en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de honduras (UNAH), de esta capital.

De acuerdo con el documento de la Relatoría Especial de la Libertad de Expresión “Una agenda hemisférica para la defensa de la libertad de expresión”, elaborado en 2010, plantea que “las restricciones desproporcionadas terminan generando un efecto de silenciamiento, censura e inhibición en el debate público que es incompatible con los principios de pluralismo y tolerancia, propios de las sociedades democráticas”.

El mismo documento señala la preocupación desde la RELE-CIDH la existencia de disposiciones penales que convierten en actos criminales la simple participación en una protesta, los cortes de ruta (a cualquier hora y de cualquier tipo) o los actos de desorden que en realidad, en sí mismos, no afectan bienes como la vida, la seguridad o la libertad de las personas.


0
0
0
s2smodern