Alerta No. 031-2019

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- “Decir la verdad en este país se convierte en un delito y en un peligro”, declaró el periodista Marvin Portillo, quien recibió amenazas en su contra por denunciar la construcción de la segunda planta del edificio donde opera la Alcaldía Municipal, en Tocoa, departamento de Colón.

Al ser entrevistado por el Coordinador de la Red de Alertas y Protección a Periodistas y Comunicadores Sociales (RAPCOS) en Tocoa, Wenseslao Canales, Portillo detalló que un empleado municipal de Tocoa, identificado como “Moncho Rivas” lo amenazó con las siguientes palabras: “Ajá Portillo, que tal, llévela tranquilo no se meta con mi trabajo. Yo solo eso te digo y cuando me mencionés, solo va a ser una vez”.

Portillo informa a través de su programa televisivo “Caiga quien Caiga” en canal 38 y el programa vespertino en “Stereo Bonita” 98.1 FM, ambos medios en el municipio de Tocoa.

El comunicador detalló que posterior a este hecho, ha recibido amenazas en su teléfono celular, con mensajes de texto y en su red de WhatsApp. Además, aseguró es víctima de persecución al salir de sus programas.

Por lo que, solicitó al Estado que active mecanismos de protección “serios”, ya que solo cumplen con su labor de informar.

Acciones contra la prensa, tales como: asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión; expresa el principio nueve, de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión.

“Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”, agrega la Declaración de principios.

  • Ver entrevista al periodista Marvin Portillo, Click aquí.

0
0
0
s2smodern