Alerta No.054-2020

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Posterior a la conmemoración del Día Mundial por la Libertad de Prensa, el periodista Renato Álvarez aseguró ser víctima de una campaña de censura por parte de gobierno hondureño.

A través del foro televisivo “Frente a Frente” de la Corporación Televicentro y del cual es director, el pasado lunes 04 de mayo, Álvarez aprovechó el espacio dedicado a la conmemoración internacional donde expresó luego de señalar asuntos relacionados con el ilegal presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández y el juicio de su hermano, el ex congresista Antonio Hernández (preso en Nueva York por conspiración y tráfico de drogas) “no viene ningún funcionario público aquí al programa”.

En el programa, participaban como invitados dirigentes del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), la representación de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), el presidente de la junta Directiva de C-Libre, Saúl Bueso y por la vía telefónica, la Secretaria de Derechos Humanos, Karla Cueva, quién recibió las quejas planteadas por el periodista Álvarez.

Textualmente, Renato Álvarez dijo en el espacio televisivo lo siguiente: “Mire [se dirige a la Ministra Cueva], desde el día que dije que un Estado democrático, con las menciones que hubo con el nombre del presidente en el juicio de Nueva York, del hermano, él tenía que renunciar o en su defecto, el Congreso [Nacional] tenía que declararle un juicio político, cosa que sigo sosteniendo. Desde ese día no viene ningún funcionario público aquí al programa, represalia, por lo que dije”.

Así mismo, el periodista puntualizó que, luego de sus expresiones, los funcionarios públicos “tienen orden de no venir al programa por lo que dije o por otras cosas que se han planteado, esto ya no debe seguir sucediendo”.

Álvarez, fue el primer periodista condenado a dos años y ocho meses de reclusión por los delitos de difamación y calumnia, el 18 de febrero del año 2004 por el Tribunal de Sentencia de la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia de Honduras. No obstante, en esa misma audiencia los jueces Félix Ávila, Thelma Cantarero y Geraldina Mejía le suspendieron la pena condicionándola a su «comportamiento» durante los próximos cinco años, en los cuales esperan que el comunicador no «reincida» en el supuesto delito.

Sobre el tema, Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, criticó a los países que usen la crisis del COVID 19 como excusa para encarcelar periodistas y restringir la información.

En tanto, el Relator de Naciones Unidas sobre Libertad de Expresión y Opinión, David Kaye, instó a todos los Estados "a garantizar que los trabajadores de los medios de comunicación puedan hacer su trabajo sin temor, teniendo en cuenta que el periodismo amplía el derecho del público a saber y el derecho del público a un gobierno responsable".

Programa "Frente a Frente" 04 de mayo, 2020 | Tomado de Tvcplay