Alerta 021-2018
 
Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Una nueva amenaza a la libertad de expresión está siendo promovida por diputados del Partido Nacional al pretender regular las expresiones ciudadanas y medios de comunicación que se transmiten a través del Internet.  
 
Según el proyectista, el diputado nacionalista Marcos Bertilio Paz los “hechos o actos criminales que se presentan en las plataformas de las redes sociales constituyen una amenaza para la convivencia pacífica de los ciudadanos que pueden ser víctimas de actos de discriminación o delitos de odio inclusive injuria o difamación u otros delitos contrala seguridad pública”.
 
La iniciativa violenta lo establecido en el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos en el numeral tres, que dice de forma clara que “no se puede restringir el derecho de expresión por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas, o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por cualesquiera otros medios encaminados a impedir la comunicación y la circulación de ideas y opiniones”.
 
El numeral uno de la misma Convención de forma expresa, manifiesta que “toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión.  Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección”.
 
La iniciativa ha sido presentada bajo la excusa de  “regular” supuestos “actos de odio y discriminación en internet”, lo que pretende es censurar las expresiones en contra de los funcionarios públicos y grupos de poder.
 
Para los denominados delitos contra el honor como la difamación o la calumnia el Congreso Nacional aprobó ya un amplio catálogo de figuras penales en el código penal vigente.
 
De esta manera se pretende crear un nuevo “mecanismo jurídico para regular el manejo de la información debiendo establecer obligaciones para los dueños o administradores de sitios web, para la prevención y el combate de todas formas de discriminación delitos de odio u otros delitos”.
 
Aunque la iniciativa se ha presentado utilizando argumentos contra la discriminación, el mismo proyectista reconoce que lo que se pretende es controlar “lo cual se manifiesta de manera especial en redes sociales”, donde según ellos se ha “desarrollado un creciente animo de confrontación sobre el debate civilizado”.
 
El proyecto presentado ante la cámara legislativa hace alusión a otros delitos que ya están regulados en el Código Penal vigente como la “difamación”, y agregan una nueva categoría penal de “insultos y expresiones de descrédito”.
 
De forma expresa el artículo número uno manifiesta que de aprobarse “la presente ley se aplica a las empresas proveedoras de servicios que funcionan a través de comunicaciones telemáticas plataformas de internet o tecnologías de similar naturaleza que permitan a los usuarios compartir contenido con otros o difundirlo públicamente así como los operadores y administradores de sitios web que presten servicios de telecomunicaciones y comunicaciones electrónicas”.
 
Cuando se describe el objeto de la ley, se establece que es “regular las acciones que los proveedores de servicios descritos en el artículo uno deben adoptar para el tratamiento de contenido o información que pueda constituir actos de discriminación de odio injurias amenazas o incitación a la violencia”.
 
De acuerdo a lo publicado en el tweet del Congreso Nacional de Honduras @Congreso_HND, este marte seis de febrero “iniciara el primer debate de la Ley para combatir campaña de odio y discriminación a través del internet”
 
 Comité por la Libre Expresión

0
0
0
s2smodern