Alerta No. 066-2020

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Dos Periodistas de la zona norte hondureña, en las últimas  horas hicieron pública la información de ser portadores del Coronavirus o COVID-19.

De acuerdo al monitoreo realizado por C-Libre, se constató que Jesús Rivera (HRN) y Xochilth Rodríguez (Ltv), dieron positivo de COVID-19, luego de haberse realizado las pruebas PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa).

En el caso de Rivera se realizó la prueba para detectar COVID-19 el pasado 29 de mayo y fue hasta el lunes que le comunicaron dar positivo. Al momento de obtener resultados, el periodista se encontraba trabajando desde casa.

En declaraciones al programa La Tarde, transmitido por la Corporación Televicentro, Rivera comentó que desconoce dónde se contagió y que “por los momentos no he presentado ningún síntoma”.

La semana anterior, el periodista Eduardo Coto Tábora, quien también labora para Emisoras Unidas y Televicentro, hizo público el haber dado positivo de Coronavirus. Sumado al caso de su colega Rivera, son dos los periodistas que pertenecen a dicha empresa y contagiados de COVID-19.

Asimismo, la periodista Xochilth Rodríguez, reportera del canal LTV, lleva su cuarto día luego de dar positivo a COVID-19, desde el 31 de mayo, de acuerdo con una publicación que la propia comunicadora realizó a través de su cuenta en twitter.

Reproducimos en forma íntegra lo escrito por la periodista: “El COVID-19 llegó a mi vida… en mi caso mis síntomas han sido gripe, dolores de cabeza y fiebre”.

Este martes, en la misma red social, Rodríguez dijo en su cuarto día, presentar mejorías considerables. “Si me preguntan ¿Cuál creo que fue el error que cometí, a pesar de haber usado ‘todas las medidas de bioseguridad’? creo que fue tocarme la mascarilla”, añadió.

C-Libre registra siete periodistas y trabajadores de medios, víctimas de la pandemia en Honduras; seis de ellos en la zona norte del país y un caso en Tegucigalpa. Lo anterior, basado en información hecha pública por cada uno.

Sobre el tema, C-Libre hizo un llamado el pasado 16 de abril, a que se garantice la seguridad física y emocional de los trabajadores y trabajadoras de la información, con hincapié hacia periodistas independientes y críticos quienes “son especialmente vulnerables en lo que respecta a la seguridad física y psicológica”.

Las diferentes relatorías sobre libertad de expresión, en una declaración conjunta el pasado 19 de marzo, reconocen que el periodismo cumple “una función crucial en un momento de emergencia de salud pública, en particular cuando tiene por objeto informar al público sobre información crítica y monitorear las acciones del gobierno”.

Un reciente comunicado de la organización Campaña Emblema de Prensa (PEC, por sus siglas en inglés), en los últimos tres meses, al menos 121 periodistas fallecieron por COVID-19 en 31 países, siendo América Latina la región más afectada.


0
0
0
s2smodern