Alerta No. 036-2019

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Una protesta de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), fue violentamente reprimida en horas de la tarde de este martes 09 de abril; un patrón repetitivo de las fuerzas del orden hacia las demandas del estudiantado.

Por más de tres horas miembros de la Policía Nacional y la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES), hicieron un excesivo uso del gas lacrimógeno, una vez restablecido el tránsito vehicular al lanzarlo hacia las instalaciones de Ciudad Universitaria, en Tegucigalpa.

Las autoridades de la UNAH, en un comunicado, suspendieron temporalmente las actividades, sin embargo, mientras la fuerza pública no paraba de lanzar gas lacrimógeno, dentro de las instalaciones se encontraban docentes, estudiantes y empleados administrativos quienes sufrieron los efectos del químico.

Asimismo, docentes universitarios denunciaron el sobrevuelo de cuatro helicópteros, sobre las instalaciones universitarias.

Por su parte, el Claustro de Profesores de la Facultad de Ciencias Sociales, condenó la represión contra el estudiantado en protesta, así como el uso de helicópteros sobrevolando el campus universitario.

La protesta, de acuerdo a uno de los manifestantes entrevistado por un medio de comunicación, tenía como puntos “el aumento a los combustibles, la privatización del INFOP (Instituto Nacional de Formación Profesional)”. En Tegucigalpa, el galón de combustible cuesta 99 lempiras, de acuerdo al aumento emitido por la Secretaría de Energía desde el pasado lunes.

Ante la represión contra las y los estudiantes, El Claustro de Profesores de Ciencias Sociales exigió a las autoridades de la máxima casa de estudios, que dirige Francisco Herrera, que “demanden el cese del uso desmedido del gas lacrimógeno para dispersar a los estudiantes que ejercen su derecho a la protesta”.

Desde el año 2014, las autoridades de la UNAH, iniciaron con procesos de criminalización hacia los y las estudiantes, mismos que van desde las expulsiones hasta procesos penales, de los cuales ya existen sentencias condenatorias.

El Informe Anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su capítulo quinto, apunta que los gobiernos no pueden invocar restricciones a la libertad de expresión, como el mantener el orden público, como medio para suprimir un "derecho garantizado por la Convención o para desnaturalizarlo o privarlo de contenido real". Si esto ocurre, la restricción no es legítima.

La Organización de Naciones Unidas, en el documento “Normativa y practica de los derechos humanos para la Policía” menciona que “No se impondrán limitaciones innecesarias a los derechos de libre expresión, reunión, asociación o circulación”.

Video de helicópteros sobrevolando la UNAH, aquí.

Video de represión a manifestantes, aquí.


0
0
0
s2smodern