Alerta No. 033-2020

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Miembros de la Policía Nacional, la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y las Fuerzas Armadas, agredieron físicamente y luego capturaron a los periodistas Roger David Iraeta, Onán Zaldivar y Edward Azael Fernández, en horas de la tarde de este miércoles 01 de abril en Santa Bárbara.

La Red de Alertas y Protección a Periodistas y Comunicadores Sociales (RAPCOS), en este departamento, informó que cerca de las cuatro de la tarde, los periodistas fueron detenidos por la fuerza pública, misma que también lanzaban bombas lacrimógenas hacia la población que tenía cerrado el tramo cerca del barrio Gualjoco, carretera que conduce de Santa Bárbara hacia San Pedro Sula.

En el caso de Roger Iraeta, labora para Canal 25 y es corresponsal de Canal 6 Internacional. Mientras que Edward Fernández es periodista de Tv Más y corresponsal de Diario La Prensa. Y Onán Zaldivar es presentador y reportero del Canal 22 (Patepluma Televisión).

A los periodistas se les decomisó el equipo, borraron las filmaciones hechas durante el desalojo violento contra la ciudadanía, informó la RAPCOS en el departamento. Además, se conoció que personal médico se hizo presente a las celdas policiales, para evaluar las agresiones de las que fueron víctima los periodistas.

“Están retenidos en la sede de la Policía. Los van a tener retenidos cinco horas, sin conocer los cargos en su contra; el pueblo y medios de comunicación están indignados por esta situación porque es la policía la que está desalojando al pueblo”, expresó Mario Iraeta, también periodista y hermano de Roger Iraeta.

La detención de los tres comunicadores fue denunciada por medios de comunicación en Santa Bárbara y por Canal 6, en su noticiero estelar, repudiando el acto represivo.

Este acto es parte de una serie de acciones contra periodistas en el marco de la emergencia sanitaria por el combate al COVID 19 o Coronavirus en el país; a partir de la suspensión de garantías constitucionales, que hizo público el gobierno hondureño en el decreto PCM- 021-2020.

La periodista Paola Cobos de Canal 6 fue agredida por miembros de la Policía Nacional el pasado 23 de marzo, quienes también dañaron el equipo de trasmisión del canal, mientras daban cobertura a la detención de ciudadanos en el centro de Tegucigalpa.

Este martes 31 de marzo, medios de comunicación como Radio Globo y el diario digital Confidencial HN, denunciaron acciones dilatorias por parte de las autoridades gubernamentales para la emisión de un salvoconducto para poder circular y realizar su cobertura periodística.

La Declaración Conjunta de las Relatorías sobre Libertad de Expresión de la ONU, la CIDH, la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (CADHP) y la Representante para la Libertad de los Medios de Comunicación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), publicada en 2012, se establece que “Los funcionarios estatales deberían repudiar de manera inequívoca los ataques perpetrados como represalia por el ejercicio de la libertad de expresión, y deberían abstenerse de efectuar declaraciones que posiblemente incrementen la vulnerabilidad de quienes son perseguidos por ejercer su derecho a la libertad de expresión”.

Recientemente, el sub director general de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), destacó la importancia de garantizar un entorno propicio para la libertad de prensa a fin de que los periodistas pudieran informar independientemente sobre la crisis, y alentó a los gobiernos a que aumentaran la cantidad de información disponible para el público.

Periodistas Roger Iraeta, Onán Zaldivar y Edward Fernández
0
0
0
s2smodern