Alerta No. 062-2020

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- El periodista Josué Quintana Gómez, se convirtió en el primer empleado de Diario la Tribuna suspendido por rehusarse a firmar una deducción del 20% de su salario, en un acto de “solidaridad” con el medio de comunicación en consecuencia de las pérdidas ocasionadas por la pandemia del COVID-19.

El pasado mes de abril, tras haber transcurrido menos de un mes, desde que el gobierno de Honduras oficializara mediante el decreto PCM 021-2020, medidas de contención para enfrentar la epidemia, comenzaron las primeras acciones de vulneración a sus derechos laborales para más de un centenar que laboran para Diario La Tribuna.

Para Quintana Gómez, la notificación de la suspensión es un despido indirecto en represaría a no haber firmado la deducción a su salario. Por ello, interpuso la denuncia correspondiente ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) y posteriormente ante las autoridades correspondientes, una vez que se suspenda el toque de queda.

“Bajo el argumento de una situación económica, nos obligan a ser solidarios en la precariedad laboral, en mi caso tengo un contrato laboral abarcaría todo el periodo de suspensión, yo quedaría en completa calamidad, sin ingresos y sin trabajo”, dijo a C-Libre el periodista Quintana Gómez.

Según el periodista, la actividad de realizar un a huelga de hambre por 24 horas, consiste en un acto simbólico para llamar la atención por la vulneración de derechos de los trabajadores de la información a nivel nacional.

“No espero figurar lo que espero con esta actividad es la reflexión sobre la importancia del periodismo especialmente en los tiempos de crisis, se deben fortalecer las condiciones laborales, pero también se debe pensar en la prensa independiente que la esta pasando mal, y que mejor fecha que la celebración del día del periodista, para hacer esta actividad”, señaló Quintana Gómez

A continuación, la manifestación pacífica que Quintana Gómez, escribió:

“Como su amigo, familiar o colega periodista, quiero agradecer su atención y comunicación durante estas últimas semanas de la emergencia sanitaria por COVID-19.

Hoy quiero dirigirme a usted para recordar que mañana, 25 de mayo, se celebra el Día del Periodista en Honduras. De antemano felicito a todos aquellos hondureños que comparten esta dignificante profesión conmigo.

Desde la medianoche de este domingo hasta la medianoche de mañana lunes (24 horas) realizaré una huelga de hambre en solidaridad con todos los periodistas y otros empleados de la comunicación, que durante esta pandemia sufrieron la vulneración de sus derechos laborales.

Este fenómeno no ha sido una particularidad de Honduras y se informa que la industria de la comunicación pasa momentos complejos en todo el mundo.

Además, haré esta acción pacífica (auto privación al alimento) para que los trabajadores de la comunicación podamos ser acogidos genuinamente en los mecanismos de alivio impulsados por el gobierno, junto a nuestros patronos. 

Esta purga, también la realizaré para que a los equipos de prensa se les dote, sin excusa, de todos los insumos de bioseguridad para no contagiarse de COVID-19.

El CONADEH, acá en Tegucigalpa, me acompañará y vigilará durante la siguiente jornada para constatar mi integridad.

Agradece su cariño”.

Ante esta situación, el subdirector de información y comunicación de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Moez Chakchouk, puntualizó que "La seguridad física y psicológica de los periodistas debe ser lo primero”, en un comunicado de prensa, publicado el pasado 27 de abril.