Alerta No. 127-2020

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Enfrentando el miedo, un grupo de ciudadanos y ciudadanas, en un plantón frente a la sede del Ministerio Público (MP), en la ciudad de Comayagua, reclamaron la falta de acciones para dar con los autores del crimen contra el periodista Luis Almendares, asesinado hace un mes.

Gerson Soler, abogado y uno de lo que llegó a la protesta, denunció que días previos al plantón, recibieron amenazas desde perfiles de la red social de Facebook, donde se convocó a la acción para demandar justicia para el comunicador asesinado.

Soler, entrevistado por C-Libre, añadió que estas acciones intimidatorias “daban a entender que era un peligro venir al lugar donde se convocó al plantón”.

Sin embargo, al realizar la acción de protesta, Soler afirmó el motivo del mismo, donde se exige al Ministerio Público “agilice su accionar ya que Luis Almendares era la voz del pueblo, era un hijo de Comayagua y lo menos que se merece es justicia”.

Colegas de Almendares, abogados, amistades se plantaron frente a la sede del MP con carteles en los que demandaron que el caso no quede impune.

C-Libre constató que dentro de la oficina del MP, tres policías estaban tomando fotografías con sus celulares hacia la prensa y quienes se manifestaban en demanda de justicia para “Luisito”, como era conocido el periodista.

Almendares, de 35 años, fue atacado en horas de la noche del domingo 27 de septiembre, mientras transitaba cerca de su vivienda, en la aldea “Mata de Caña” cuando desconocidos, a bordo de motocicleta, dispararon, causándole tres heridas de bala en diferentes partes de su cuerpo.

Fue llevado al Hospital “Santa Teresa” en la ciudad de la zona central hondureña y posteriormente trasladado al Hospital Escuela Universitario (HEU), de Tegucigalpa, donde falleció a las cinco de la mañana del lunes 28 de septiembre.

Autoridades policiales, tanto en Comayagua como en Tegucigalpa, aseguraron a medios de comunicación que realizarían las diligencias para dar con los responsables de este hecho, sin embargo, a la víspera de cumplirse un mes del crimen, no existen capturas ni elementos que brinden avances para que el hecho no permanezca impune.

El artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos establece que: “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión.  Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección”.

Mientras que, La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial sobre Libertad de Expresión, en un informe publicado en 2005, puntualizan que “La libertad de expresión se inserta en el orden público primario y radical de la democracia, que no es concebible sin el debate libre y sin que la disidencia tenga pleno derecho de manifestarse”.

Policías al interior de la sede del Ministerio Público en Comayagua, tomaron fotografías a manifestantes y miembros de la Prensa que llegaron a la cobertura del plantón que demandó justicia para Luis Almendares. Foto | C-Libre

Intimidación

El efecto de acciones que buscan infundir miedo, como una angustia perturbadora del ánimo personal ante un riesgo o un daño, real o imaginario. O bien, producir temor, a fin de provocar el deseo de huir, o de rehusar una actividad, o un algo, que se obliga a ver como dañoso, arriesgado o peligroso. Con actos que influyen en el trabajo. Sea en sentido editorial, o en la línea informativa de la persona que comunica, que edita, dirige, o trabaja, en un medio de comunicación o campo equivalente.