Producto de su labor informativa, periodista es increpado por Juez Municipal

Alerta 039-2018

Comité por la Libre Expresión C-Libre.- Felipe Arias, Juez de Policía Municipal de la ciudad de Comayagua, citó de manera particular ante un bufete jurídico al periodista Luis Almendares acusándolo de “incitación al odio” en consecuencia de la divulgación de un desalojo violento a vendedores ambulantes el pasado seis de abril del presente año.

En consecuencia de esta divulgación informativa, el día miércoles 11 de abril de los corrientes a las dos de la tarde, la abogada Karina Rosario Bardales, representante de un Bufete jurídico privado cito al periodista Almendares, bajo el supuesto argumento de un dialogo amistoso, sin la presencia inicial del juez municipal, quien se apersono a eso de las tres de la tarde y de entrada asevero no tener interés en “ningún tipo de relación ni contacto” con Almendares.

El periodista fue acusado por la abogada Bardales de atacar de manera personal al Juez Municipal quien suma en dicho cargo 17 años. Para ambos profesionales del derecho, las publicaciones “críticas” contra el desempeño del funcionario  “ponen en riesgo su vida”. Es decir que el periodista es, para el Juez el responsable de los comentarios en su contra como servidor público.

El espacio fue aprovechado por el Juez y su apoderada legal, para presentar,  como pruebas de la acusación, impresiones de las publicaciones de la cuenta del periodista en el facebook (https://www.facebook.com/alonso.almendares.54) y aseguraron que el periodista es el único responsable por los comentarios reaccionarios escritos por terceros en contra del servidor público.

En su defensa el periodista advirtió que no tiene ningún tipo de problemas personales con el Juez Municipal, “pero mientras él sea funcionario público deberá seguir aguantando mis cuestionamientos en su desempeño, esto como parte de mi deber y compromiso ante la ciudadanía de informar sin compromisos ni sesgos”.

De igual manera el periodista preciso que al contrario de lo expuesto por la abogada defensora del Juez Municipal, la vida que corre peligro es la de él, ya que “es el señor juez el que me ha enviado emisarios a intimidarme diciéndome que donde él me mire me va a agarrar a pija, pero mi temor no son los golpes, este señor camina armado y escoltado por policías municipales”.

Irónicamente la respuesta de la apodera legal del funcionario público fue admitir el riesgo del periodista al aseverar que ella conoce muy bien el fuerte carácter del Juez y por ello deseaba llegar a una conciliación previo a cualquier acontecimiento.

Ante este contexto de discrepancias, el Juez Municipal de manera muy altera se retiró del bufete jurídico de su apodera legal al tiempo de advertirle al periodista que entablaría un proceso legal en su contra producto de ser el responsable de “Incitar al odio colectivo en su contra”. Al salir de la cita el funcionario recupero su arma de fuego en custodia de sus escoltas y se dirigió a su puesto de trabajo.

El periodista por su parte, tomo sus herramientas de trabajo y se apersono en compañía de su colega Oscar Corea y representantes de C-Libre a interponer una denuncia ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (CONADEH) en contra el Juez Municipal a quien acusó de entorpecer su labor periodística.

Al respecto, el numeral nueve de la declaración de Principios de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, manifiesta que “el asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”.

Por su parte, el artículo trece de la Convención Americana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA), expresa de forma clara, que “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección”.

 

Comité por la Libre Expresión

 

 

 

 


0
0
0
s2smodern

Intimidación

El efecto de acciones que buscan infundir miedo, como una angustia perturbadora del ánimo personal ante un riesgo o un daño, real o imaginario. O bien, producir temor, a fin de provocar el deseo de huir, o de rehusar una actividad, o un algo, que se obliga a ver como dañoso, arriesgado o peligroso. Con actos que influyen en el trabajo. Sea en sentido editorial, o en la línea informativa de la persona que comunica, que edita, dirige, o trabaja, en un medio de comunicación o campo equivalente.