Alerta 084-2018

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- El sábado primero de septiembre en horas de la tarde,  periodista Héctor Maradiga de Radio Progreso fue víctima de persecución al salir de la estación radial ubicada en la colonia Alameda en la capital de Honduras.

“Este fin de semana, luego de salir de nuestras instalaciones en Tegucigalpa, el compañero, periodista Héctor Maradiaga fue perseguido por un vehículo desconocido por varios minutos. La denuncia la interponemos en momentos donde otros compañeros y compañeras están siendo amenazados a muerte y son víctimas de campañas de desprestigio”. Fue el mensaje publicado por Radio Progreso. (Ver mensaje).

En referencia el pasado 31 de agosto, la Oficina en Honduras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), mediante comunicado oficial, manifestó su preocupación por las acciones que en los últimos días, se han ejecutado contra integrantes de Radio Progreso.  

La preocupación de OACNUDH surge ante la reactivación de campañas de desprestigio en contra del Padre Ismael Moreno, director de Radio Progreso así como la amenaza contra la periodista Sandra Maribel Sánchez, minutos después de finalizar su programa informativo radial en donde abordó la privatización sistema de salud pública.

Al respecto, el numeral nueve de la declaración de Principios de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, manifiesta que “el asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”.


0
0
0
s2smodern

Intimidación

El efecto de acciones que buscan infundir miedo, como una angustia perturbadora del ánimo personal ante un riesgo o un daño, real o imaginario. O bien, producir temor, a fin de provocar el deseo de huir, o de rehusar una actividad, o un algo, que se obliga a ver como dañoso, arriesgado o peligroso. Con actos que influyen en el trabajo. Sea en sentido editorial, o en la línea informativa de la persona que comunica, que edita, dirige, o trabaja, en un medio de comunicación o campo equivalente.