Alerta No. 070-2019

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Por más de una hora los periodistas Víctor Eduardo Martínez y Juan Carlos Martínez, de la cadena internacional teleSUR, fueron retenidos al ingresar a territorio hondureño este jueves 20 de junio, donde autoridades migratorias dijeron que debían poseer una carta de invitación para entrar al país.

La Corresponsal de teleSUR en Honduras, Gilda Silvestrucci, hizo la denuncia a través de las redes sociales. C-Libre realizó acciones por medio de su equipo legal y un equipo se movilizó al Aeropuerto Internacional de Toncontín, para constatar la situación de los comunicadores, de origen mexicano. 

Ambos periodistas llegaron a Honduras cerca de las ocho de la mañana, sin embargo, fue hasta dos horas después que finalmente salieron de un engorroso trámite al que fueron sometidos.

Eduardo Martínez, con 13 años de laborar para teleSUR en México, describió como un procedimiento que “no es normal ya que en ningún otro país nos ha sucedido algo como ésto”.

Añadió que, al ser trasladados a una oficina de Migración, les aplicaron un cuestionario con interrogantes como si poseían una carta o invitación para hacer cobertura periodística en Honduras.

“No necesitamos ningún permiso para hacer una cobertura”, respondió Martínez. A su vez denunció que a Juan Carlos le hicieron preguntas fuera de su quehacer como ¿Si había viajado a Venezuela? ¿Si traían dinero?

Por su parte, Juan Carlos Martínez, con su cámara al hombro, recordó que en 2017 pudo ingresar sin ningún problema, hasta hoy que gracias a la presión de los colegas “y de nuestra compañera Gilda Silvestrucci, estamos listos para hacer nuestro trabajo”.

No existe en la normativa migratoria hondureña, ninguna especie de "invitación" o trámite especial para ingresar al país, procedente de México, de acuerdo a lo que explicó el equipo legal de C-libre.

C-Libre registra en su alerta No. 120-2017, del 21 de noviembre de ese año, previo a la cobertura de las elecciones generales, el Instituto Nacional de Migración (INM) retuvo a la periodista Mariana Sánchez, de la cadena Al Jazzeera junto a su camarógrafo por un aproximado de seis horas.

De igual forma, la periodista Adriana Sivori, quien labora para teleSUR, después de tres horas de retención en esa misma terminal aeroportuaria, salió con un permiso de 10 días para realizar su cobertura en el país.

Mientras que el 05 de diciembre del mismo año, los periodistas Reed Lindsay, Edward Augustín y la periodista Jihan Hazfiz, fueron retenidos y puestos en una “Zona estéril” y tras 24 horas fueron expulsados de Honduras por una decisión del Instituto de Migración.

En la declaración Conjunta de 2003, los Relatores de Libertad de Expresión de Naciones Unidas, Comisión Interamericana de derechos Humanos (CIDH) y la Organización para la seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), recuerdan que “los intentos de limitar el acceso al ejercicio del periodismo son ilegítimos”.

 

 

 

 


0
0
0
s2smodern