Alerta No. 128-2020

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Luego de dos día de audiencia, el periodista Jairo López fue declarado culpable por tres delitos, en los Juzgados de los Penal de la ciudad de Choluteca, al sur del país, agudizando la criminalización en su contra tras un proceso penal que data desde enero de 2019.

De acuerdo con información difundida por el Ministerio Público, al comunicador lo declararon con Auto de Formal Procesamiento por tenencia ilegal de explosivos, tenencia ilegal de sustancias controladas y tenencia de equipo policial.

En la publicación, el Ministerio Público no reconoce el ejercicio periodístico de Jairo López y utiliza calificativos como “ciudadano que utilizaba explosivos y generaba violencia en manifestaciones en Choluteca”.

Las medidas que le fueron impuestas al comunicador son: Presentarse a firmar, cada 15 días, el libro en los Juzgados de los Penal de la ciudad de Choluteca y no salir del país.

En declaraciones a C-Libre, López denunció que los fiscales, en su condición de parte acusadora, estaba solicitando entre 17 a 28 años de prisión.

“Es condenable toda esta situación, ya son cinco años que me están persiguiendo gente del Partido Nacional, me desplazaron de la ciudad de Choluteca con todo y mi familia… yo no sé que es lo que quieren”, afirmó el periodista a C-Libre.

Una de las medidas, presentarse a firmar cada quince días en la sede judicial de Choluteca, es una situación “que me expone” ya que tiene que desplazarse hacia la ciudad, ubicada al sur del país, donde se concentran las acciones que han puesto en peligro su vida y actividad periodística.

El periodista López denunció en febrero de este año, ante el entonces Relator Especial sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (RELE-CIDH), Edison Lanza, la acción penal en su contra. Ante los medios de comunicación, expresó “Hoy graben por si me matan o me llevan preso”.

Actualmente, López transmite su programa "El Informador" desde su cuenta en la red social de Facebook, el cual es retransmitido por Canal 21 de la ciudad de Choluteca.

C-Libre, desde el año 2017, registra 12 incidentes contra el periodista; que van desde campañas de desprestigio, agresiones policiales en cobertura informativa, procesos legales, detenciones, censura, incumplimiento de medidas de protección, vigilancia y desplazamiento de su residencia hacia otro sitio para resguardar su integridad física y la de su familia.

La Declaración Conjunta sobre Delitos contra la Libertad de Expresión, del 25 de junio de 2012, establece que los funcionarios estatales deberían repudiar “de manera inequívoca los ataques perpetrados como represalia por el ejercicio de la libertad de expresión, y deberían abstenerse de efectuar declaraciones que posiblemente incrementen la vulnerabilidad de quienes son perseguidos por ejercer su derecho a la libertad de expresión”.