Alerta 188-2016

Comité por la Libre Expresión (C-Libre). El Instituto Nacional de Migración (INM) deportó al ciudadano español, Luis Díaz de Terán López,  defensor de los derechos humanos,  luego de haberlo retenido durante unas ocho horas en el Aeropuerto Internacional Toncontín. Su detención ocurrió cuando retornaba a Honduras de visitar a sus familiares en España.

El defensor acompañó durante varios años al Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y era una persona muy cercana a Coordinadora General de la organización Indígena, Berta Cáceres Flores, asesinada el pasado 3 de marzo.

La Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos, de la Organización de las Naciones Unidas, establece, en su artículo uno, que toda  persona  tiene  derecho,  individual  o  colectivamente,  a  promover  y  procurar  la  protección  y realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales en los planos nacional e internacional.

Defensores de C-Libre se presentaron al aeropuerto inmediatamente después de conocerse que se encontraba detenido, pero les fue negado el derecho de acceso la información por parte del personal de Migración.

Las autoridades de «Migración nos han negado el acceso, no nos han permitido verlo, ni interactuar con él», manifestó uno de los defensores que se presentó en el aeropuerto.

La única información que se conoció de manera extraoficial es que fue detenido al momento de ingresar a Honduras, por una supuestamente alerta migratoria en su contra.

López ingresó por primera vez a Honduras para trabajar con organizaciones defensoras de derechos humanos,   a través del Proyecto de Acompañamiento Internacional en Honduras (PROAH), organización que da acompañamiento a defensores y defensoras que enfrentan amenazas en sus países.

La acción se ha realizado, pese que el Comité por la Libre Expresión  ha presentado un recurso de Habeas Corpus en favor de Terán López y una acción ante el Mecanismo Nacional de Protección para las y los Defensores de Derechos Humanos, Periodistas y Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia, para que se le permita ejercer el derecho a defender los derechos humanos tal como lo establece la Ley.

Los ciudadanos españoles u hondureños no necesitan visado para ingresar a ambos países.

Terán López acompañó la movilización que realizó el COPINH, el 9 de mayo de 2016, hasta Casa Presidencial, para exigir justicia por el asesinato de Cáceres Flores, ahí los indígenas y observadores internacionales fueron reprimidos por la policía y el ejército.

Después de la protesta, el Instituto Nacional de Migración atacó a la observadora internacional de Derechos Humanos, de nacionalidad italiana y alemana, Giulia Fellin, revelando datos personales confidenciales que sólo están en poder de las autoridades migratorias del país.

El gobierno anunció en ese momento que empezaría a perfilar a las y los observadores internacionales de Derechos Humanos a través de la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII) y de Migración.

Comité por la Libre Expresión.

0
0
0
s2smodern