Tegucigalpa,(Honduras)- El décimo periodista hondureño asesinado este año es Henry Suazo, quien cayó hoy 28 de diciembre abatido de dos balazos, frente a su vivienda en San Juan Pueblo,

Departamento de Atlántida, en la costa norte del país.

Según testigos, que por razones obvias no revelaron sus nombres, el comunicador social Henry Suazo fue asesinado de dos disparos en la cabeza, un poco antes de las nueve de la mañana cuando se dirigía en motocicleta a su trabajo en Canal 9 de San Juan Pueblo. Uno de los testigos trató de ayudar a Henry Suazo, también corresponsal de la capitalina HRN, pero falleció minutos después.

Pobladores de la zona manifestaron  al programa de TV “Hable Como Habla”, que Suazo tenía un programa de denuncia en la televisión local y defendía las causas del pueblo, porque hablaba con la verdad.

También aseguraron que era un hombre de conducta intachable y que recientemente había hecho algunas denuncias fuertes. El cuerpo de Suazo fue llevado a casa de su padre, don Ramón Suazo, en el cercano municipio de Esparta, donde será velado.

C-Libre consultó con la policía de San Juan Pueblo pero le dijeron que no estaban  siguiendo ninguna investigación pues cuando llegaron al sitio, el cuerpo del periodista Suazo había sido levantado por sus familiares y amigos.

El pasado 3 de julio del 2009 es asesinado en este mismo pueblo, Gabriel Fino Noriega había denunciado el tráfico de plazas públicas para la instalación juegos de azar, fue atacado cuando salía en motocicleta de la radioemisora “Estelar”.

El uno de marzo del 2010 Joseph Hernández Ochoa, de Canal 51, muere acribillado en su vehículo, en el sector norte de Tegucigalpa, cuando viajaba con otra colega, quien se salvó de milagro. El muere por supuesta venganza personal contra su familia.

El 11 de marzo del 2010 sujetos encapuchados acribillan a tiros al periodista David Enrique Meza Montesinos en la ciudad de La Ceiba, Atlántida. El periodista habría tenido problemas personales con miembros del crimen organizado.

Mientras que la noche del domingo 14 de marzo en la norteña ciudad de Tocoa, Colón, es asesinado el periodista Nahúm Palacios Arteaga, en un ataque perpetrado por sujetos no identificados que también hirieron de gravedad a uno de sus acompañantes.

Palacios Arteaga, de 34 años, retornaba a su vivienda en la Colonia Los Pinos cuando desconocidos, le dispararon con fusiles automáticos AK-47, recibiendo por lo menos 20 impactos de bala, una semana antes el periodista había recibido amenazas, advirtiéndoles que dejara de defender a los pobres.

El 26 de marzo,  son acribillados a balazos José Bayardo Mairena y Víctor Manuel Juárez Vásquez en las cercanías de Juticalpa, en el oriental Departamento de Olancho.

El 21 de abril, el periodista Jorge Alberto Orellana es asesinado de un disparo en la cabeza cuando salía del canal Televisión de Honduras en San Pedro Sula, La policía establece que el móvil del crimen fue el robo de su celular y el responsable de su muerte fue detenido.

Mientras que el 14 de junio asesinan en El Paraíso, en el oriental Departamento de El Paraíso, a Luís Arturo Mondragón, quien recibió dos balazos, uno en la cabeza y otro en el abdomen, falleciendo en el acto.

Otro periodista asesinado es Israel Zelaya Díaz, su muerte ocurrió el pasado 24 de agosto y su cuerpo fue encontrado en un cañaveral de Villanueva, en el norteño Departamento de Cortés. Según la policía lo único que se ha determinado es que su muerte no se debió al ejercicio de su profesión

HONDURAS | Henry Suazo, décimo periodista asesinado en 2010

29.12.2010 16:15

Aunque se desconoce el móvil, Reporteros sin Fronteras pide una investigación y que no se descarten posibles motivos profesionales

Henry Suazo, corresponsal de la radio HRN de Tegucigalpa en La Ceiba, en el Departamento de la Atlántida, fue asesinado por disparos en la mañana del 28 de diciembre de 2010, cuando salía de su domicilio.

El periodista, de 39 años de edad, que también trabajaba en el canal local Cablevisión del Atlántico, salía de su casa cuando recibió los disparos de un grupo de desconocidos. Después, los criminales emprendieron la huída.

Reporteros sin Fronteras lamenta la intensificación de la violencia contra los periodistas en este país de América Central. Exigimos que, en el menor plazo posible, se lleve a cabo una investigación imparcial y eficaz. La policía no debe descartar de antemano la pista profesional. Se trata del segundo periodista al que matan en La Ceiba desde el comienzo del año.

Este asesinato eleva a diez el número de profesionales de los medios muertos desde el comienzo del año en Honduras; en tres de los casos está probado que su muerte tiene relación con la profesión. Estos repetidos crímenes reflejan el ambiente de inseguridad y la vulnerabilidad de los profesionales de los medios en el país.

El presidente Porfirio Lobo ha descartado cualquier responsabilidad de su gobierno en los casos, y ha asegurado que la violencia contra los periodistas es imputable a la “violencia criminal” que padece el país.

Aún no se conocen el móvil del décimo asesinato de un periodista en 2010

(RSF/IFEX) - Henry Suazo, corresponsal de la radio HRN de Tegucigalpa en La Ceiba, en el Departamento de la Atlántida, fue asesinado a disparos en la mañana del 28 de diciembre de 2010, cuando salía de su domicilio. 

El periodista, de 39 años de edad, que también trabajaba en el canal local Cablevisión del Atlántico, salía de su domicilio cuando recibió los disparos de un grupo de desconocidos. Los criminales emprendieron la huída. 

RSF lamenta la intensificación de la violencia contra los periodistas en este país centroamericano. Exigimos que, en el menor plazo posible, se lleve a cabo una investigación imparcial y eficaz. La policía no debe descartar de antemano la posibilidad de un vínculo con el trabajo del periodista. Se trata del segundo periodista al que matan en La Ceiba desde el comienzo de 2010. 

Este asesinato eleva a diez el número de profesionales de los medios muertos desde el comienzo de 2010 en Honduras. En tres de los casos está probado que la muerte del periodista tiene relación con su profesión. Estos repetidos crímenes reflejan el ambiente de inseguridad y la vulnerabilidad de los profesionales de los medios en el país. 

El presidente Porfirio Lobo ha descartado cualquier responsabilidad de su gobierno en los casos y ha asegurado que la violencia contra los periodistas es imputable a la "violencia criminal" que padece el país. 


0
0
0
s2smodern