Tegucigalpa.- En octubre de 2007, el Comité por la Libre Expresión (C-Libre) elaboró una propuesta para la despenalización de los delitos contra el honor, contemplados en la legislación penal vigente, ante el reiterado uso de dicha figura para criminalizar, especialmente a comunicadores sociales.

En los artículos 155, 157 y 160 del Código Penal hondureño, establece para quienes cometen el delito de calumnia o falsa imputación, prisión de dos a tres años; mientras que se establece la cárcel de uno a tres años para quienes sean responsables de Injuria. Y a quienes incurran en difamación, se impondrá la pena de injuria y calumnia, sumado un tercio.

En su parte introductoria, el documento titulado “Propuesta para la despenalización parcial de los Delitos contra el Honor”, C-Libre menciona que, desde el enfoque de derechos, la convivencia social y democrática pasa por el equilibrio entre los derechos al honor, a la intimidad y la propia imagen, con respecto a la libertad de expresión y el derecho a la información.

Desde la producción de este documento, hace 12 años, la postura en relación a los delitos contra el honor es que “no deben castigarse con la cárcel, sino resolverse por la instancia civil”. Y así no perjudicar la libertad de expresión, el derecho del público a la información y evitar la autocensura.

Por ello, el documento recomienda la aprobación en el país de una Ley de Protección Civil de los Derechos al Honor, a la Intimidad Personal, Familiar y a la Propia Imagen. De ello derivarán las acciones civiles que provengan del ejercicio de libertad de expresión y no de la comisión de delitos o faltas.

En la actualidad, C-Libre registra desde el año 2003, cerca de 40 procesos penales, de los cuales 15 están dirigidos contra periodistas.

Para ver el documento, click aquí.


0
0
0
s2smodern