Alerta No. 053-2019

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Las amenazas contra el periodista Joel Mejía continuaron. Razón que lo obligó a cerrar su medio de comunicación y abandonar el país, a pesar que denunció las mismas ante el Ministerio Público (MP), entidad que no mostró interés para investigarlas.

Mejía, quien tenía su medio de comunicación "JM Visión" en el municipio de La Unión, al norte del departamento de Olancho, relató a C-Libre que “todo lo dejé botado, porque las amenazas siguieron”, refiriéndose a sus espacios en televisión y radio.

Las intimidaciones contra el comunicador se remontan en febrero de este año, cuando recibió un mensaje mientras transmitía su espacio informativo “Noticias JM-Visión”, que decía “Te doy 15 días para que te pierdas del mapa ya la cagás pendejo”.

“Acudí a la DPI (Dirección Policial de Investigaciones) y al MP y jamás hicieron algo”, expresó el periodista. Lo anterior se demuestra en la denuncia No. 1550251835, interpuesta por Mejía el 15 de febrero de este año contra Carmen Lastenia Padilla, madre del alcalde Ramón Edgardo Cárcamo, por amenazas.

“Lo dejé todo porque las autoridades ignoraron mi denuncia”, manifestó el periodista.

Al consultar si era beneficiario de Medidas de Protección, C-Libre conoció que solamente tenía asignado un enlace policial en la zona y su análisis de riesgo no había sido ingresado para discusión del Comité Técnico.

El artículo 45, de la Ley de Protección para las y los Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia, dice que al contar con elementos para determinar el riesgo inminente, “es decir, la existencia de amenazas o agresiones de pronta materialización… la Dirección General del Sistema de Protección debe ordenar urgentemente en favor de la persona en riesgo”.

Asimismo, puntualiza que la vigencia de estas medidas de carácter urgente, debe permanecer, hasta que el Comité Técnico del Mecanismo determine modificar o cancelar, previo análisis de riesgo, “que debe realizarse entre una y dos semanas posteriores”.

En febrero, cuando expuso a C-Libre su caso, Mejía dijo que existe preocupación en su entorno. “Mi familia está preocupada, yo lo estoy. Varios colegas me han dicho que le ponga atención a este asunto ya que en el momento que vivimos no está fácil la cosa, me da miedo”, dijo en aquel momento

  • Ver Alerta 012-2019, aquí.

En lo que va de 2019, C-Libre registra cinco casos de periodistas que abandonan el país por diferentes amenazas contra su vida. El periódico Reporteros de Investigación (RI), informó que a inicios de este mes, Leonel García, comunicador en la zona sur del país, anunció su salida al país para resguardar su integridad, luego del asesinato de su colega Gabriel Hernández, el pasado 17 de marzo.

Acciones como secuestro, intimidación, amenaza y el asesinato a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación coarta severamente la libertad de expresión, dice la Declaración de Principios sobre Libertad de expresión.

Añade que, los Estados deben “prevenir e investigar” estos hechos para sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada.


0
0
0
s2smodern