Alerta No. 079-2019

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).-  En un acto de impedir su labor informativa, autoridades del Poder Legislativo imposibilitaron a periodistas de Radio Progreso, dar cobertura al llamado “Congreso Móvil”, a desarrollarse en Gracias, departamento de Lempira, entre hoy y mañana 10 de julio.

En una denuncia pública, hecha hoy martes 09 de julio, la emisora denunció que la oficina de relaciones públicas del Poder Legislativo le consultaría al jefe de seguridad sobre la presencia de los periodistas, aunque ambos cuentan con su acreditación.

Tanto Eleana Borjas como Héctor Maradiaga, periodistas de Radio Progreso en Tegucigalpa, cuentan con su acreditación para cubrir la fuente legislativa desde el año 2014 y 2018, respectivamente.

Radio Progreso, en su denuncia, recalcó que ya existen antecedentes de restricciones por ser “un medio de comunicación que mantiene independencia de cobertura, y se sustenta en el principio de cubrir noticias desde el pleno respeto a la libertad de expresión, sin subordinarse a intereses particulares de grupos o políticos acostumbrados a silenciar medios a fuerza de amenazas, chantajes y sobornos”.

De persistir estas acciones, puntualizó la denuncia, se ratificará la existencia de  “grupos que imponen sus decisiones arbitrarias por encima del Estado, y que desde el propio Estado violentan la libertad de prensa y expresión”, especialmente a medios que cuestionan y denuncian las políticas impulsadas desde el Partido Nacional en el poder y el titular del régimen, Juan Orlando Hernández.

En 2019, C-Libre ha documentado cuatro incidentes contra la radio emisora de la Compañía de Jesús; mismas que van desde el daño ocasionado por desconocidos contra el automóvil, la agresión de un policía contra el periodista Leobardo Guevara, del cual es su enlace de medidas de protección, el seguimiento hacia Eleana Borjas por parte de una patrulla de la dirección de Fuerzas Especiales y una reciente campaña de desprestigio en la que involucran a Radio Progreso y su director, el sacerdote jesuita Ismael Moreno.

El pasado 28 de junio, la Asociación Latinoamericana de Educación y Comunicación Popular (ALER), exigió al gobierno de Honduras proteger y garantizar seguridad del personal de Radio Progreso, luego de una escalada de amenazas, hostigamiento, campañas de desprestigio en contra del equipo de prensa y su director.

La Declaración de Principios sobre libertad de expresión, en su inciso 13, establece que “los medios de comunicación social, tiene derecho a realizar su labor en forma independiente. Presiones directas o indirectas dirigidas a silenciar la labor informativa de los comunicadores sociales son incompatibles con la libertad de expresión.


0
0
0
s2smodern