Alerta No. 025-2020

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- El periodista Carlos Lara, fue víctima de un atentado con arma de fuego la noche del jueves 12 de marzo, cerca de su residencia en el municipio de Tocoa, departamento de Colón.

De acuerdo con información en la zona, cerca de las nueve de la noche, dos individuos armados se ubicaron frente a su casa de habitación, presuntamente con la finalidad de ocasionarle un daño.

Entrevistado por Diario Colón Hn, Lara relató que los responsables del hecho, intentaron romper los barrotes de su casa, además le gritaron palabras soeces y amenazas contra su vida.

“Me dijeron palabras soeces, donde me dijeron que me iban a sacar los ojos, me iban a matar que era mi último día, que [de] esta noche no pasaba”, relató el comunicador en referencia a lo dicho por los malhechores al momento del ataque.

Lara dirige un canal de televisión en la zona y ha sido corresponsal de medios de comunicación con cobertura nacional,

identificó a dos personas al momento del hecho. Además, confirmó que la policía capturó de uno de los sospechosos.

Detalló que este hecho impactó su salud, específicamente presión arterial y nervios. Lara denunció que no funcionan el alumbrado público lámparas del vecindario.

En el hecho, el periodista se encontraba con su hijo, quien representa su mayor vulnerabilidad.

Por su parte, declaró en la entrevista con Diario Colón hn, que ha interpuesto alrededor de siete denuncias. Tras ser víctima de extorsión, amenazas de muerte, un asalto y agresión física.

Agradeció a diversas organizaciones de derechos humanos y medios de comunicación, por solidarizarse, luego de lo ocurrido.

En el departamento de Colón, costa norte de Honduras, varios periodistas han sido víctimas de amenazas de muerte, intentos de secuestro, campañas de desprestigio por dar cobertura a temas vinculados con derechos humanos y defensa de los bienes comunes de la naturaleza.

En 2010, fue asesinado el periodista Nahum Palacios, 34 años y era director de la “Televisora del Aguán” canal 5 y daba cobertura para Radio Tocoa. Su caso actualmente impune, busca justicia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión, en su inciso nueve expresa: “El asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión. Es deber de los Estados prevenir e investigar estos hechos, sancionar a sus autores y asegurar a las víctimas una reparación adecuada”.


0
0
0
s2smodern