Alerta No. 133-2020

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- Campañas de desprestigio y levantamiento de perfiles, por parte de expertos internacionales, contratados para tal fin, denunció el periodista Efrén Bonilla, luego de las comparecencia públicas ante el un fallo judicial que afecta a ex empleados de la edición impresa de Diario Tiempo, que cerró en octubre de 2015.

A raíz de la última resolución, emitida el pasado 28 de octubre por la Corte de Apelaciones del Trabajo, con sede en San Pedro Sula, departamento de Cortés, que absuelve a Editorial Honduras (responsable de Diario Tiempo) del pago por prestaciones laborales a más de 300 empleados de dicho medio de comunicación.

Dicha resolución modifica la sentencia del Juzgado de Letras del Trabajo, la que condena a cuatro empresas del Grupo Continental, entre ellas Editorial Honduras, a pagar prestaciones laborales y derechos adquiridos que han sido desconocidos por cinco años, lo que hace una suma de 163 millones de lempiras.

Bonilla, entrevistado por C-Libre, detalló que “hemos sido víctimas de una campaña montada por expertos internacionales en márquetin, para dividir al grupo de ex empleados y desprestigiar a quienes ellos han perfilado como líderes del movimiento”.

De acuerdo con el periodista, dicha campaña contiene la manipulación de videos donde existan declaraciones de los empleados, fotografías y “otros trucos que les permite la tecnología”.

“Aparte de ello estamos documentando las acciones intimidatorias para hacer los análisis legales a fin de establecer si cabe petición de medidas cautelares para quienes somos blanco de tales acciones”, aseguró Bonilla a C-Libre.

Efrén Bonilla laboró cerca de 15 años con TIEMPO, medio de comunicación escrito fundado en noviembre de 1970.

C-Libre tiene registrado en su Sistema de Alertas, una querella interpuesta por Carlos Rosenthal contra el periodista Efrén Bonilla, a finales de 2016, luego de la exigencia pública de la reivindicación de sus derechos laborales. El comunicador tuvo que pedir disculpas, para no ir a prisión.

El periodista detalló que luego del fallo, se interpuso un recurso de casación, además de acciones ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, en demanda de justicia.

El articulo 13, de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, establece que: “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión.  Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección.