Alerta No. 055-2021

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- “O te callas la boca o agarras lo que te van a ofrecer”, es parte de una amenaza verbal que recibió el periodista Héctor Madrid en el municipio de Choloma, departamento de Cortés, tras informar en su espacio de televisión sobre el impacto de las Zonas Especiales de Desarrollo Económico (ZEDES).

Madrid denunció a C-Libre que el pasado 18 de agosto, aproximadamente a la una de la tarde, dos tipos a bordo de una camioneta blanca lo siguieron en un trayecto de media cuadra. Todo esto al salir del canal donde presenta su espacio informativo.

De acuerdo con el relato del periodista, al día siguiente (19 de agosto), al trasladarse en un bus de la zona y en el centro del municipio de Choloma, apareció la misma camioneta antes descrita y uno de los tipos y con vos fuerte le dijo: “Estas hablando mucho de la ZEDES en ese proyecto hay gente con mucho poder así que o te callas la boca o agarras lo que te van a ofrecer de lo contrario nosotros vamos actuar en la encomienda que tenemos”.

El periodista Héctor Madrid, interpuso la denuncia ante la Dirección Policial de investigaciones (DPI) y también ante la oficina del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) en la zona norte.

Madrid es director y presentador del programa “Así se Informa 504” que transmite por Multi Tv, un canal local de Choloma, Cortés.

C-Libre, en su Sistema de Alertas, registra acciones contra el Movimiento Ambientalista Social por la Vida (MASS VIDA) en el sur de país, a raíz de posicionar públicamente su rechazo ante la iniciativa de construir una ZEDE bajo el nombre de Orquídea, en el municipio de San Marcos

Asimismo, también se documentó acciones contra el equipo de prensa de “La Voz de Zacate Grande”, emisora comunitaria del sur hondureño. Igual hecho reportó el corresponsal de HISPANTV, Dassaev Aguilar, tras recibir amenazas contra su vida, luego de entrevistar a Ebal Diaz, candidato a diputado por el Partido Nacional e impulsor de las ZEDES.

La declaración de principios sobre libertad de expresión, en su inciso ocho estipula que acciones como la amenaza e intimidación a periodistas, “viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión”.