Alerta No. 033-2019

Comité por la Libre Expresión (C-Libre).- La noche de este miércoles 03 de abril, el periodista Jairo López denunció  ser objeto de vigilancia policial en la colonia donde reside, sumando este hecho a la criminalización y desprotección estatal de la que es objeto.

A través de su espacio en la red social Facebook “El Informador”, nombre del noticiero que transmitía en una televisora local y que fue suspendido por órdenes de la Empresa Energía Honduras (EEH), responsabilizó al jefe departamental de la unidad metropolitana No. 06, subcomisionado Milton Obando, por este nuevo hecho que pone en riesgo la vida del periodista.

“Han montado vigilancia, además toman fotografías de la vivienda no se con que fin”, es parte del texto que López redactó en su perfil de Facebook.

Entrevistado por C-Libre, el periodista comentó que desde la semana anterior, los policías llegan a la casa y entre 30 minutos a una hora permanecen frente a su casa y toman fotografías.

López resaltó que no cuenta con medidas de seguridad, ni medidas de protección “el abogado Danilo Morales (director del Mecanismo de Protección) me las suspendió, se impugnó y desde el 27 de enero ando sin escoltas”.

Ese mismo día fue detenido en las cercanías de la aldea “Santa Elena”, ciudad de Choluteca, mientras daba cobertura a una protesta convocada contra la instalación de Juan Orlando Hernández en la presidencia de la República, a través del fraude electoral.

Tanto el comunicador como la Asociación por la Democracia y los Derechos Humanos (ASOPODEHU), quien ha llevado su caso, denunciaron en Tegucigalpa el pasado 30 de enero, acciones ejercidas en su contra, por altos mandos policiales que han estado vigilando los movimientos de su familia y su hogar.

“Si saben que no tengo escoltas seguridad ¿Por qué están yendo a la casa a molestar? Es lo que yo me pregunto”, cuestionó Jairo López, quien es víctima de censura, criminalización, campañas de desprestigio y la negativa del Mecanismo de Protección para garantizar su integridad física y su labor como periodista.

Posteriormente a denunciar este nuevo hecho en su contra, el comunicador se presentó a la sede judicial de Nacaome, en el departamento de Valle a firmar el libro, como una de las medidas contrarias a prisión, luego de ser criminalizado desde el pasado 10 de noviembre.

En esta misma ciudad, fue asesinado el pasado 17 de marzo el periodista Gabriel Hernández, director y presentador del programa "El pueblo habla" en "Valle TV".

La Declaración de principios sobre Libertad de Expresión, en su inciso nueve, dice: “El asesinato, secuestro, intimidación, amenaza a los comunicadores sociales, así como la destrucción material de los medios de comunicación, viola los derechos fundamentales de las personas y coarta severamente la libertad de expresión”.


0
0
0
s2smodern