Desde el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) y la Coalición Contra la Impunidad (CCI) denunciamos la brutal represión realizada el pasado 18 de Julio del 2019 en contra de la integridad física de estudiantes del instituto José Trinidad Reyes (JTR), por parte de elementos de la Policía Nacional, Comandos Especiales Tigres y cuerpo de seguridad Cobra.

Estudiantes, docentes y personal administrativo del instituto JTR entre bombas, disparos con arma de fuego y detenciones arbitrarias enfrentaron la irracionalidad de las fuerzas de seguridad de la dictadura. Al respecto, ante la comunidad nacional e internacional comunicamos que:

Respaldamos la lucha que las y los estudiantes han emprendido históricamente en el país, resistiendo ante la avanzada neo liberal, empresarial e institucional contraria a los derechos de la población y violatoria de los mismos. Nos sumamos a su demanda de un modelo y sistema educativo laico, gratuito y de calidad.

Condenamos los hechos realizados por la Secretaría de Seguridad a través de la Policía Nacional, Comandos Especiales Tigres y Cobra, en el instituto José Trinidad Reyes con los cuales pusieron en riesgo la integridad de las estudiantes, docentes y personal administrativo quienes se encontraban realizando exámenes finales.  Estos hechos no solo son contrarios a los derechos humanos, son también acciones ilícitas de abuso de autoridad y claras violaciones de los deberes de los funcionarios públicos en tanto no se enmarca en los comportamientos facultados por la ley.

Una vez más, es reprochable la detención ilegal y arbitraria de cinco estudiantes y un trabajador del JTR como saldo de la brutal represión, así como varios estudiantes, docentes y personal administrativo heridos y afectados por uso de gas lacrimógeno.

En ese sentido, resaltamos con alta preocupación y rechazo, que la acción realizada el pasado 18 de julio forma parte de una clara persecución sistemática contra la población que se manifiesta en el país, y particularmente en el reciente escenario de la lucha por la salud y la educación, la cual en el sector de educación secundaria ha sido dirigida con énfasis contra estudiantes organizados en el Movimiento Estudiantil Lenín Dubón.

Por todo lo expuesto, a las autoridades solicitamos:

A la Policía Nacional, que brinde un informe a la población estudiantil y población en general sobre sus acciones desarrolladas en el Instituto José Trinidad Reyes el pasado 18 de julio de 2019 a fin de conocer con exactitud los nombres de quién coordinó la operación y quienes participaron, y si estas tal cual se llevaron a cabo formaron parte de lo ordenado en el marco de sus funciones.

Al Ministerio Público, investigue de oficio las múltiples violaciones a derechos humanos cometidas en contra de estudiantes, docentes y personal administrativos y proceda, con la misma eficiencia que en las acusaciones en contra de manifestantes, a deducir responsabilidad a quienes cometieron las acciones arbitrarias.

Al Ministerio Público, pedimos haga un razonamiento lógico y justo de la acusación que ha incoado en contra del estudiante Josué Morales quien es víctima de un proceso de criminalización vinculado a su participación en las acciones de protesta en defensa de la educación pública las cuales no constituyen delito alguno.

Al estudiantado, organizaciones de derechos humanos y población en general:

Les llamamos a asistir a la audiencia inicial en contra del estudiante Josué Morales, que se llevará a cabo el día martes 09 de agosto del 2019, a las 9:00 a.m.

Ninguna de las condiciones bajo las cuales se han desarrollado las protestas estudiantiles justifica el uso desproporcionado de la fuerza policial, por ello, reafirmamos que estaremos expectantes del comportamiento de los cuerpos de seguridad en relación a la población estudiantil y población en general y del curso de la audiencia en contra del estudiante Josué Morales.

 

San Pedro Sula, 22 de Julio del 2019.


0
0
0
s2smodern