El Comité por la Libre Expresión (C-Libre), es una organización de derechos humanos que nace en el año 2001 en el marco de la defensa y el respeto a la libertad de expresión y el acceso a la información pública en Honduras.

Desde C-Libre estamos convencidos que para la construcción de un Estado de Derecho es imprescindible la existencia de un periodismo ético, de investigación, fiscalizador de la gestión pública, que se desempeñe en un ambiente de seguridad y acceso libre a la información y que promueva un régimen de opinión pública que haga valer su Derecho a la Información.

En la actualidad nos enfrentamos a una crisis sanitaria por la rápida propagación de la pandemia del CoVid19 o coronavirus que hoy mantiene al pueblo hondureño con suspensión de garantías constitucionales, como único mecanismo de respuesta estatal.

Ante esta emergencia sanitaria, desde el 16 de marzo el gobierno de Honduras decreto un toque de queda y estado de excepción, inicialmente para el Distrito Central, Choluteca y La Ceiba cierre de salidas y entradas, posteriormente estas disposiciones se aplicaron para todo el territorio nacional.

Las restricciones en la movilidad, que aún permanece en vigencia conllevaron a suspensiones laborales específicamente a empleados del sector maquilero en la zona norte del país, epicentro de fuentes de empleo para ciudadanos originarios de todo el territorio nacional.

En la actualidad son miles de hondureños que buscan retornar a sus hogares, ciudadanos que actualmente se encentran en situación de calamidad doméstica al no tener un ingreso salarial que les permita comprar alimentos, pagar vivienda y servicios públicos, tampoco cuentan con la estabilidad emocional que brinda el núcleo familiar.

Al respecto la comunidad de Ojo de Agua, en el municipio de El Triunfo, departamento de Choluteca en la zona sur del país, demanda el retorno seguro para 47 familias, parte de los 91 compatriotas que quedaron sin empleo por la suspensión de contratos del sector maquilador, tras la declaratoria de pandemia del Covid-19.

Bajo este contexto C-Libre ante la opinión pública nacional e internacional, se pronuncia:

  1. Trato igualitario a la ciudadanía hondureña sin excepciones: Articulo 60 de la Constitución de la Republica de Honduras “Todos los hombres nacen libres e iguales en derechos. En Honduras no hay clases privilegiadas. Todos los hondureños son iguales ante la Ley…Se declara punible toda discriminación por motivo de sexo, raza, clase y cualquier otra lesiva a la dignidad humana”.

El día 20 marzo, la Secretaria de Seguridad a través de su titular Julián Pacheco, anuncio que “Los extranjeros que se encuentran en el territorio nacional y quieren regresar a sus países pueden hacerlo por vía terrestre o aérea, previa autorización del salvoconducto de SINAGER”. Es decir que está permitiendo el regreso a sus hogares para extranjeros.

De acuerdo a lo denunciado por la comunidad de Ojo de Agua, varios de sus compatriotas se enfrentan a grandes riesgos por hacer un retorno a su comunidad a través de puntos ciegos para evitar ser detenidos por las autoridades. En este caso no se brinda el principio de igualdad para los hondureños.

  1. Derecho a la Libre Circulación y Residencia: Articulo 81 de la Constitución de la Republica de Honduras, “Toda persona tiene derecho a circular libremente, salir, entrar y permanecer en el territorio nacional… Nadie puede ser obligado a mudar de domicilio o residencia, sino en los casos especiales y con los requisitos que la Ley señala”.

Igual ocurre con la normativa del derecho internacional de los derechos humanos que reconoce el derecho de toda persona a salir libremente de cualquier país, a regresar a su país y circular libremente por el territorio del Estado en el que haya entrado legalmente. Así, el derecho a la libre circulación de personas quedaba recogido incluso para tiempos de conflicto armado en el art. 35 del Convenio de Ginebra sobre la Protección de las Personas Civiles en Tiempos de Guerra (Convenio IV) (1949).

En ese sentido, el Comité por la Libre Expresión en conjunto con las fuerzas vivas de la comunidad de Ojo de Agua ha presentado solicitudes formales ante el Comité de Excepción de la Secretaria de Seguridad y han hecho acciones de incidencia ante el Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH), la Secretaría de Seguridad, la coordinación de SINAGER y la alcaldía de EL Triunfo, sin que hasta la fecha ninguna de las autoridades dé respuesta a esta comunidad.

Además, la comunidad ha elaborado un protocolo para el traslado de sus compatriotas de forma segura, respaldado por expertos en materia de salud. Dicho protocolo ha querido ser enviado a los integrantes del SINAGER, pero ha sido imposible su entrega.

En consecuencia, C-Libre demanda con urgencia una pronta respuesta para los miles de compatriotas que se encuentran varados fuera y dentro del territorio nacional en consecuencia de las medidas impuestas por el gobierno hondureño en reacción a la epidemia del Covid-19.

Tegucigalpa, Honduras 10 de abril, 2020


0
0
0
s2smodern