Israel Zelaya Díaz

Versión para impresiónEnvia a un amigoPDF

 

ALERTA

Asesinan a otro periodista en San Pedro Sula

 

(C-Libre/IFEX) - El periodista Israel Zelaya Díaz fue asesinado el 24 de agosto de 2010 en la zona norte del país, confirmó a C-Libre el vocero policial comisario Leonel Sauceda. 

Zelaya Díaz, de 56 años de edad, a quien sus colegas y amigos llamaban "Chacatay", fue encontrado muerto de dos balazos el martes por la tarde, en una cañera de las afueras de la ciudad de Villanueva, departamento de Cortés. 

El periodista asesinado colaboraba en San Pedro Sula con el Programa "Claro y Pelado" de Radio Internacional. 

"Lo único que se ha podido determinar en la muerte del periodista Israel Zelaya Díaz es que no se debió al ejercicio de su profesión, aseguró hoy el vocero de la policía, comisario Sauceda. 

"Se supone –dijo Sauceda- que su muerte no se debió al ejercicio de su profesión. Sin duda, se tiene que investigar el entorno de su trabajo y a las actividades periodísticas que realizaba". 

Colegas que vieron su cuerpo dijeron que el veterano periodista Zelaya Díaz presentaba tres impactos de bala en la espalda y que uno de ellos tenía orificio de salida en la cara. 

Medios locales informaron que a Zelaya Díaz le vieron por última vez ese día a las 2:00 de la tarde y que fue lanzado en las cañeras de Villanueva desde un vehículo en marcha, pero no se precisaron más detalles. 

Al parecer, el móvil del crimen no fue el robo porque el periodista aún conservaba sus objetos personales. 

El comisario Sauceda aseguró que se seguirá con la investigación de la muerte del periodista Zelaya Díaz. "hasta dar con el responsable". 

Hace unos años, Zelaya Díaz sufrió un atentado cuando unos desconocidos le tirotearon el vehículo en San Pedro Sula. También fue víctima de otra tragedia cuando sujetos armados le quitaron la vida a uno de sus hijos en el barrio Medina de esa ciudad. 

En el transcurso de 2010 en Honduras han sido asesinados ocho periodistas y un locutor. El último que corrió esa suerte en San Pedro Sula fue Jorge "Georgino" Orellana. 

 

Matan a periodista Israel Zelaya Díaz

 Diario La Tribuna, 25 agosto, 2010

 

Villanueva, Cortés.- Israel Zelaya Díaz, viejo y destacado periodista de San Pedro Sula, conocido también como “Chacatay”, apareció muerto la tarde de ayer, en unos cañaverales, cercanos a esta ciudad, víctima de tres heridas de bala.

El ahora occiso estaba boca abajo a la orilla de la carretera que conduce hacía la aldea San Ramón, hasta done fue llevado, supuestamente sin vida, por varios desconocidos que se transportaban en un taxi sampedrano.

Esa hipótesis la manejan, las autoridades,  porque en la escena del crimen, no encontraron casquillos u otros indicios.

Zelaya Díaz, presentaba dos heridas de bala en la cabeza y una en el dorso derecho, que le quitaron la vida de inmediato.

Al momento del reconocimiento de ley, le encontraron entre su ropa, la billetera y otros pertenecías incluido el carné del gremio al que pertenecía.

Conocido popularmente como “Chacatay”, se inició como cronista deportivo a finales de la década de los años 60, habiendo laborado por muchos años como entrevistador y comentarista para radioemisoras de Emisoras Unidas y del sistema Audio Vídeo y un asiduo colaborador del programa Tele-Diario que dirige Gabriel García Ardón, quien fue su protector.

Posteriormente pasó a ser reportero de noticias generales, habiendo laborado ocasionalmente en periódicos y luego en programas de noticias y comentarios en varias estaciones de radio, en las que acostumbraba hacer fuertes denuncias, con un peculiar estilo combativo y coloquial.

Últimamente colaboraba en el programa “Claro y Pelado” que bajo la dirección del periodista Carlos Rodríguez Panting, que se transmite por radio Internacional, de 7:00 a 8:00 de la noche.

Igual lo hizo, en el programa “Comentando la Noticia”, que dirige Jesús Vélez Banegas. 

Siendo un autodidacta comunicador social, era miembro del Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), bajo el registro C-0232. Participó recientemente, en una de sus asambleas, donde denunció que había sido objeto de un atentado criminal, cuando desconocidos prendieron fuego a su casa, en horas de la noche, pero no entró en más detalles.

En esa oportunidad, logró salvar su vida, gracias a los ladridos de un perro. Todas sus pertenencias fueron pasto de las llamas.    

Rodríguez Panting, visiblemente conmocionado, dijo que el pasado lunes a eso de las 6:00 de la tarde, este lo llamó para decirle que no llegaría al programa, porque se sentía fatigado debido a algunas actividades personales que había realizado.

Indicó que pese a ser controversial en algunos temas, era querido por el público, ya que nunca recibió llamadas de algún oyente para amenazarlo, por sus posiciones periodísticas.

Con este suman ocho los comunicadores sociales que han perdido la vida de forma violenta, en distintas partes del país.

Hace unos años, Zelaya Díaz sufrió un atentando, cuando unos desconocidos le tirotearon el vehículo en San Pedro Sula.

También  había sufrido otro revés cuando sujetos armados le quitaron la vida a uno de sus hijos en el barrio Medina.

Los restos de Zelaya Díaz, son velados en la sede del sindicato municipal, del barrio La Guardia.

El pasado 20 de abril, en  horas de la noche, fue asesinado el periodista Jorge “Georgino” Orellana, en el barrio, Los Andes, cuando acaba de salir del canal Televisión Honduras TVH, donde dirigía el programa “En vivo con Georgino”. Al momento de su muerte también era miembro activo del CPH.

Por ese caso, el Juzgado de Letras de lo Penal dictó auto de prisión contra Johnathan Joseph Cockborn Delgado, quién está detenido en el Centro Penal Sampedrano.

Durante el año, han sido asesinados en Honduras los periodistas Luis Mondragón (14 de junio), “Georgino” Orellana (20 de abril), Luis Chévez Hernández (11 de abril), Bayardo Mairena y Manuel Juárez (26 de marzo), Nahum Palacios (14 de marzo), Joseph Ochoa (1 de marzo), David Meza (11 marzo) y Nicolás Asfura (18 de febrero).

 

Francia condena el asesinato del periodista hondureño Israel Zelaya Díaz (30 de agosto de 2010)

Francia condena con firmeza el cobarde asesinato del periodista hondureño Israel Zelaya Díaz, que había escapado hacía poco tiempo a un incendio provocado. Expresamos a su familia y amigos nuestras sinceras condolencias.

Es importante que sean encontrados y juzgados los autores de este asesinato de un periodista en Honduras, el décimo desde que iniciara el año.

Francia sigue defendiendo la libertad de prensa y el libre ejercicio de la profesión de periodista en todo el mundo.

 

Hallan asesinado a otro periodista en Honduras

Comunicadores sociales afirmaron que en su momento, Zelaya lo denunció como amenazas

25.08.10 06:11am - Redacción: redaccion@elheraldo.hn

VILLANUEVA, CORTÉS, HONDURAS

Otra voz que enarbolaba la bandera de la libertad de expresión y el derecho a la información fue callada ayer por manos criminales.

El periodista radial sampedrano, Israel Zelaya Díaz, conocido como "Chacatay", fue encontrado muerto de varios balazos en una cañera de Villanueva. Según testigos, el crimen ocurrió a las 3:30 de la tarde de ayer.

Según relatos preliminares, Zelaya habría sido llevado a bordo de un taxi y ultimado en el acceso a la cañera a 200 metros de la carretera del norte. Se desconoce el móvil del crimen.

La fiscal que hizo el reconocimiento del cuerpo dijo que las investigaciones comienzan, pero desde ya se descarta el robo porque se encontraron sus documentos, reloj y teléfono celular en su pantalón. El cuerpo presentaba tres impactos de bala localizados en el tórax y la cabeza.

Conocidos periodistas que conocieron y alternaron labores con el comunicador manifestaron que tenía más de 30 años de trabajar como reportero, casi siempre en la radio, aunque también se desempeñó como reportero de La Tribuna.

Zelaya laboró en programas noticiosos en Radio Norte, la desaparecida Voz de Centroamérica, en el programa La Tertulia de Tres, también en Radio Internacional, aquí fue su último trabajo en el programa Claro y Pelado, donde comentaba asuntos de interés nacional y local.

Amenazas

Hace dos meses su casa de habitación sufrió un incendio y varios colegas y personas de buen corazón se solidarizaron con el infortunado periodista. Comunicadores sociales afirmaron que en su momento, Zelaya lo denunció como amenazas.

La víctima perteneció al Colegio de Periodistas de Honduras desde su fundación y fue el primer relacionador público del hospital Mario Rivas en el período del doctor Reynaldo Gómez Urtecho, ya fallecido.

Octavo asesinado

El crimen contra Zelaya se convierte en el octavo asesinato de un periodista en Honduras durante el 2010.

Este asesinato se suma al de los periodistas Luis Arturo Mondragón (14 de junio), Georgino Orellana (20 de abril), Manuel Juárez y José Bayardo Mairena (26 de marzo), Nahún Palacios (14 de marzo), David Meza (11 de marzo) y Joseph A. Hernández Ochoa (1 de marzo). También, el 11 de abril fue asesinado en San Pedro Sula el locutor Luis Chévez Hernández, de 23 años.

En un comunicado presentado en abril, la Sociedad Interamericana de Prensa señaló que además de los anteriores crímenes tampoco se habían identificado a los responsables materiales ni intelectuales de los crímenes ocurridos en el 2009 contra Bernardo Rivera Paz (13 de marzo), Santiago Rafael Munguía (31 de marzo) y Gabriel Fino Noriega (3 de julio).

 

Enterraron a periodista asesinado a tiros en Honduras

Causal del crimen habría sido su oposición al golpe de Estado contra Manuel Zelaya en el 2009

Proceso digital jueves 26 de agosto de 2010 - 08:12 am

Tegucigalpa (El Comercio/Agencias). El veterano periodista” Israel Zelaya Díaz, de 62 años, fue asesinado a tiros por desconocidos, informaron las autoridades.

El cadáver de Zelaya fue localizado este martes con tres tiros en la cabeza en una plantación de caña de azúcar, cerca de la localidad de Villanueva (unos 200 kilómetros al norte de Tegucigalpa), con dinero y con sus pertenencias personales, lo que excluye el robo como motivo del crimen.

Ayer fueron sepultados sus restos en medio de un emotivo adiós.

Según la prensa, el asesinato del periodista, presentador del programa “Claro y pelado” de Radio Internacional en San Pedro Sula, podría estar relacionado con su oposición al golpe de Estado que sacó del poder al derrocado presidente Manuel Zelaya en el 2009.

La policía dijo en un comunicado que no se encontraron casquillos de bala, por lo que las autoridades sospechan que habría sido trasladado en vehículo, presuntamente un taxi, al lugar donde fue hallado. Hasta el cierre de este despacho, la policía no tenía detenidos por el caso.

Recientemente, Zelaya denunció que había sido víctima de un atentado en su casa. Hace unos años, de acuerdo con la prensa local, su vehículo fue baleado.

RECHAZO GENERAL

Tras conocer la noticia, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el asesinato de Zelaya, cuyo crimen “podría estar vinculado a su labor profesional”, e instó a las autoridades a esclarecer este y otros crímenes impunes contra reporteros en ese país.

El Instituto Internacional de Prensa (IPI) pidió al Gobierno de Honduras que investigue a fondo los asesinatos de periodistas, luego de la décima muerte violenta de un hombre de prensa.

Reporteros sin FronterasReporteros sin Fronteras (RSF) denunció que “todavía no se ha hecho justicia por la hecatombe de la que es víctima la prensa hondureña desde hace 14 meses” y subrayó que “la represión y las amenazas contra los medios de comunicación que se opusieron al golpe de Estado no han cesado”.

 

Identificados los autores del crimen de “Chacatay”

Zelaya Díaz residía en la colonia Satélite de esta ciudad y conducía el programa Claro y Pelado en una radio sampedrana

12.01.11 09:43pm - Redacción: redaccion@elheraldo.hn

SAN PEDRO SULA, HONDURAS

El crimen del periodista Israel Zelaya Díaz, mejor conocido como "Chacatay", asesinado en agosto del año pasado, podría ser resuelto en los próximos días.

Según el vocero del Ministerio Público, Elvis Guzmán, están identificados los supuestos responsables de la muerte.

"Lo que falta es identificar algunas acciones que cada uno de ellos realizó al momento de asesinar al comunicador social", refirió.

Guzmán dijo que las averiguaciones descartan que el hecho fue originado por una acción política.

Hay varias hipótesis que se manejan y una de las más fuertes es el robo contra Zelaya Díaz. "No obstante, la investigación al final determinará con claridad el motivo del crimen", sostuvo.

Señaló que ya tienen identificados a los supuestos autores materiales e intelectuales que cometieron el delito. "Estamos esperando que el Juzgado de lo Penal ratifique algunas diligencias para que la Fiscalía pueda proceder. Ya hay varios nombres de los sospechosos a los que se les ha venido dando seguimiento, por lo que se estableció la participación en el crimen", indicó.

El portavoz aseguró que en los próximos días estarían presentando requerimientos fiscales contra los implicados en la muerte del comunicador social.

"Al menos tres o cuatro individuos participaron en el crimen contra Zelaya Díaz y en los próximos días serán presentados ante los Juzgados competentes", refirió.

La Policía Nacional, en un comunicado, dijo que el periodista habría sido secuestrado y trasladado en un taxi de San Pedro Sula hacia Villanueva, Cortés. Según investigaciones, ya está identificada la persona que fue a recoger a su casa a Zelaya Díaz, también hacia dónde lo llevó y con quién se reunió.

El cadáver del periodista fue encontrado con sus pertenencias, incluyendo el teléfono móvil y la cartera, en un sector de las cañeras de Villanueva, Cortés. El cuerpo del occiso presentaba tres balazos en la cabeza.

Zelaya Díaz residía en la colonia Satélite de esta ciudad y conducía el programa Claro y Pelado en una radio sampedrana.

En abril pasado, la casa de Díaz quedó muy dañada por un incendio intencional que dejó pérdidas materiales, pero no lesionados. Estaba casado y tenía tres hijos, dos de ellos menores de edad.

CEJIL condena la muerte de otro periodista en Honduras

Honduras sigue en deuda con los derechos humanos

31-08-10

Washington D.C, 30 de agosto de 2010

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) condena el asesinato del periodista Israel Zelaya Díaz ocurrido el pasado martes 24 de agosto de 2010 en la Ciudad de San Pedro Sula, Honduras. El señor Zelaya Díaz producía y conducía un programa de radio llamado "Claro y Pelado" en Radio Internacional.

Tan solo unas horas después de su muerte el vocero de la Policía Nacional, Leonel Sauceda, declaró que el asesinato del señor Zelaya no tiene relación con el ejercicio del periodismo.

La muerte de Zelaya suma a la lista de ocho periodistas asesinados en Honduras en lo que va del año 2010, estos son: Joseph Hernández, Nahúm Palacios, Jorge Alberto Orellana, David Meza, Manuel Juárez, José Bayardo Mairena, Luis Antonio Chévez  y Luis Arturo Mondragón.  Nadie ha sido sancionado por estos hechos.

Desde sus primeras sentencias, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha establecido que los Estados tienen “el deber jurídico de prevenir, razonablemente, las violaciones de los derechos humanos, de investigar seriamente con los medios a su alcance las violaciones que se hayan cometido dentro del ámbito de su jurisdicción a fin de identificar a los responsables, de imponerles las sanciones pertinentes y de asegurar a la víctima una adecuada reparación”.

Para la Corte IDH la obligación de investigar “debe emprenderse con seriedad y no como una simple formalidad condenada de antemano a ser infructuosa”. En el caso de Honduras, las múltiples declaraciones públicas de agentes estatales en las que minimizan este tipo de acontecimientos, demuestran que no existe una voluntad real de cumplir con esta obligación internacional.

Viviana Krsticevic, Directora Ejecutiva de CEJIL declaró al respecto “El Estado de Honduras debería investigar y sancionar a los responsables de las muertes de periodistas. La negligencia estatal demuestra que Honduras no tiene ni la capacidad ni la voluntad de esclarecer las violaciones ocurridas. El Estado de Honduras continúa en deuda con los derechos humanos.”

CEJIL urge el Estado hondureño a esclarecer los hechos alrededor de la muerte del señor Israel Zelaya Díaz, y las de los ocho periodistas asesinados este año. Asimismo, se recuerda al Estado de Honduras su obligación internacional de proteger y garantizar los derechos de las personas en este país, para lo cual debe dictar e implementar de inmediato las medidas preventivas que se requieran.

A los organismos internacionales de derechos humanos tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como del Sistema de Nacionales Unidas, CEJIL les exhorta a requerir y a mantener el escrutinio necesario sobre los hechos al Estado de Honduras en el menor plazo posible, y a la vez, se les solicita expresar su preocupación ante la continuidad de las violaciones de derechos humanos en este país.

 

Condena SIP asesinato de periodista Zelaya Díaz en Honduras

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó hoy el asesinato en Honduras del periodista Israel Zelaya Díaz, e instó a las autoridades hondureñas a actuar con diligencia para señalar a los culpables. La institución con sede en Miami llamó a través de una declaración a las autoridades hondureñas a identificar a los culpables del asesinato de Zelaya y a esclarecer otros crímenes impunes contra comunicadores. “Sería lamentable que este asesinato corriera la misma suerte que los anteriores este año en contra periodistas, que siguen sin resolverse, alentando la cultura de la impunidad y el conformismo ante la violencia”, dijo el presidente de la SIP, Alejandro Aguirre. Aguirre, subdirector de Diario Las Américas, de Miami, Florida, recordó que en abril pasado la SIP entregó al presidente de Honduras, Porfirio Lobo, recomendaciones para la adopción de instrumentos legales y jurídicos para combatir crímenes contra periodistas. La organización sugirió establecer un sistema de observadores internacionales con el apoyo de la Organización de Naciones Unidas, la creación de fiscalías especiales y la promoción de reformas al Código Penal para agravar los delitos contra la prensa. Zelaya Díaz, reportero de Radio Internacional, apareció muerto con dos balazos el martes 24 de agosto en la ciudad de Villanueva, en el departamento de Cortés, al norte del país. Las autoridades descartan que el robo haya sido el móvil del crimen. El periodista había denunciado recientemente que había sido víctima de un atentado en su casa. Además hace unos años, de acuerdo a la prensa local, su vehículo fue tiroteado. Se desconoce si ambos incidentes estuvieron relacionados a su actividad periodística. La SIP contabilizó en su mensaje el asesinato de ocho periodistas, aunque otras fuentes en Honduras indican que suman ya nueve. En lo que va del año se ha reportado el asesinato de los periodistas Nicolás Asfura, Joseph Ochoa, David Meza, Luis Chévez, Bayardo Mairena, Manuel Juárez, Nahún Palacios y Georgino Orellana. A ellos se suman tres casos más en 2009, que siguen sin esclarecerse.